Deporte>Water Polo

  • En stock

    Productos destinados a la alta competición y eventos de carácter internacional donde se hace imprescindible el estricto cumplimiento de las Normativas y Reglamentos Deportivos de cada actividad. Productos reconocidos a nivel internacional y utilizados en torneos de prestigio mundial. Grosor del hilo: 4.5 mm. Se sirven en juegos de 2 unidades

  • En stock

    Grosor del hilo de 3.5mm. Productos destinados a las instalaciones deportivas donde tienen lugar competiciones oficiales y torneos de temporada, Pabellones Polideportivos o Ayuntamientos. Máxima optimización calidad-precio y rendimiento profesional con costes económicos. Para aquellos profesionales que desean un producto óptimo a un precio asequible. Se sirven en juegos de 2 unidades

  • En stock

    Grosor del hilo de 2.5 mm. No siempre es necesaria una red de competición para practicar nuestro deporte favorito, aunque sí sigue siendo necesario contar con una garantía de calidad, prestaciones y resistencia. Esta es la línea de productos para quien desea equipar cualquier tipo de instalación con redes al mínimo coste con garantía de calidad. Se sirven en juegos de 2 unidades

El waterpolo o polo acuático es un deporte que se practica en una piscina, en el cual se enfrentan dos equipos. El objetivo del juego es marcar el mayor número de goles en la portería del equipo contrario durante el tiempo que dura el partido.

Los equipos cuentan en el agua con seis jugadores y un portero. Se diferencian por el color del gorro (generalmente, blanco los locales, azul el equipo visitante y rojo los porteros). Existen faltas, expulsiones temporales y expulsiones definitivas. Un partido se divide en cuatro tiempos de juego efectivo (cuando la pelota está en juego) de 8 minutos cada uno. Los jugadores no pueden pisar el suelo de la piscina, ya que está prohibido y generalmente la profundidad de la piscina no se lo permite. Los jugadores tienen que mantenerse todo el partido flotando, lo que les hace consumir mucha energía. Un equipo tiene 30 segundos de posesión de la pelota para efectuar un lanzamiento a la portería contraria.